Solo y vacío.

Séneca escribió en De tranquillitate animi:

«La soledad no es estar solo, es estar vacío».

Vacío

y en silencio.

Solo

y completo.

Javier Tinajero R.
Para reconocerse tuvo que andar a favor de los vientos.

Escribe un comentario

A %d blogueros les gusta esto: