Rapsoda

We all have reasons for moving.

Mark Strand


Y quién despierta el llanto azul que cruza el alba. Y quién enciende al sol del instante para acometer con su primera mirada. Y quién entiende su fulgor solitario, ceñido en la cola de su inmensa sombra. Y quién encuentra ardiendo la ceniza del fuego que insistió tanto en la narrativa de la noche. Y quién pensando en ella querría abrir los ojos y enterrar los sueños. Y quién lo haría aún sabiendo que puede ser el último día, el último… «todo eso». Y quién lo haría diciendo que no habrá más horizonte que lo que puedan tocar estas palabras. Y quién viviría ese insomnio como Borges, trazando poemas en las tinieblas y alumbrando la oscuridad con versos atigrados:

quién sino tú

que vienes aquí

a pesar de mis dudas

y cantas en voz alba

con tu luz secreta

en el pecho.

—Javier Tinajero R.

@nuberrante

Javier Tinajero R.
Para reconocerse tuvo que andar a favor de los vientos.
A %d blogueros les gusta esto: