Un cronopio perdido 

Para M. El descubrimiento no fue fortuito como todos los descubrimientos, sino una cadena de absurdas causalidades. Para empezar, ese día me levanté más temprano que de costumbre y eso me puso por detrás de los acontecimientos. Llegar antes a todos lados es peor que llegar tarde, uno tiene que rellenar el tiempo, masticarlo con…

Continue reading →