Black Hole

I’m trying to write my life down before it’s too late.
—Chelsea Hodson

 

Hay un hoyo negro en el techo de mi baño.

Y estoy tratando de pensarlo como algo que no sea una metáfora

pero no puedo

cuando siento que algo me rompe por dentro

cambio las cosas por otras cosas

unas palabras por otras:

hoyo por boca

techo por tiempo:

¿Podría ser una herida que sangra como una boca reventada por el pasado? / ¿Podría ser el ojo de una mujer que llora en las noches de insomnio? / ¿Podría ser la uretra del vecino de arriba cuando se masturba en la ducha?/ Lo sé, es un edificio que sostiene el peso de mis años / la tubería es tan vieja que habla con un lenguaje indescifrable / es culpa del dueño que no tiene intenciones de pagar el daño.

Todo eso lo sé, y aún así intento escribir mi vida a través de este agujero antes de que sea demasiado tarde. Es tiempo de darme mantenimiento, de cambiar mi propia tubería. Pero no sé por qué tengo tanto miedo, cuanto más observo este hoyo más me enfermo.

Vicente, el portero que la hace de plomero, me dijo que si no se repara pronto el techo, el excremento del baño de arriba empezará a gotear. Y mientras repite “serían como tres mil pesos”, yo no puedo tapar esa sensación de que en lo que sea que escriba a futuro se filtrará mi miedo como la mierda por ese hoyo: ¿a quién voy a lastimar esta vez? ¿a quién traicionaré con mis olvidos? ¿hasta qué punto dejarán de fluir las palabras?

Javier Tinajero R.
Para reconocerse tuvo que andar a favor de los vientos.

Escribe un comentario

A %d blogueros les gusta esto: