Contraseña

Foto: L’Acte de Foi (el acto de fe), René Magritte 1960.


Escribir es dar. Y nada más. De esto te doy mi palabra. Olvidar esa promesa es peor que extraviar las llaves de la casa.

Pero alguien se acordará de ti mientras esperas al cerrajero: estornudo y sentimiento, los dos ejes del poema, las dos palabras que te faltaban.

Dilas en voz alta, escucha, disecciona su sonido: esto es un nudo, tornado que te enlaza al sentido; sentir el presente en las fauces del instante y saborear lo que ocultaba la verdad: la contraseña de la vida es «abrirse».

Javier Tinajero R.
Para reconocerse tuvo que andar a favor de los vientos.

Escribe un comentario

A %d blogueros les gusta esto: