Años luz

Foto: Haikú, 2012.


El gato caza un rayo de sol
y en un claro signo de victoria
se sienta sobre él

tal vez no sabe que esa luz
es simiente y no esquiva

(o que ha viajado en el tiempo
como un recuerdo hecho de fotones)

o quizá por eso no tiene prisa
y se lame con luminosa calma

aún así se suman años
al acontecer de los días

ojos que detonan versos
lenguaje de miradas alargadas

de planetas gravitando en el aire
como infinitas motas de polvo

en esa ilusión de eterna pausa
y su verdad: todo es un instante

y tú que viajas conmigo
en silencio de extraña salva

sabes que la distancia más lejana
siempre será el olvido

pero el gato sigue bañándose
sabio de su propia ignorancia

necesita que lo acaricies.

Javier Tinajero R.
Para reconocerse tuvo que andar a favor de los vientos.

Escribe un comentario

A %d blogueros les gusta esto: