Cuento

Cuchillito de palo

Ser un cuchillo de sierrita no es fácil. Sobre todo si no eres como esos cuchillos brasileños bien parecidos. En efecto, yo no fui comprado en una tienda departamental de prestigio, ni mi valor es alto, ni mucho menos soy un cuchillo de marca tramontina, pero cumplo mi función y […]

Lee más