Afectos nutritivos

Terminó la niñez y caí en el mundo. —Luis Cernuda Con sólo dos sílabas se escribe la noche tejedumbre de oscuridad y deseos luminosos de tu cuerpo enfermo a tie...

Más allá del propio aliento

Sólo se escriben libros para, más allá del propio aliento, comunicarse con otros seres humanos, y así defenderse de la otra cara implacable de la vida: la fugac...